0

El signo del dragón

El asesino de Químicas

El signo del dragón es la primera novela de la Trilogía del Zodíaco escrita por Ricardo Alía. Este autor donostiarra se licenció en Ciencias Químicas después de dejar de participar en torneos internacionales de ajedrez. Un apasionado de la novela negra que actualmente reside en Barcelona junto a su familia.

“¿Cómo puedes leer libros de asesinatos?” Era la pregunta más repetida que me planteaban cuándo expresaba mi pasión por la novela negra. Además, esa interrogación iba acompañada de una cara mezcla de la sorpresa y del asco. Porque me encanta esa atmósfera de sospechas, de intriga, de momentos de pura deducción, de sentimientos desgarradores…Pero disfruto muchísimo más cuando la novela me permite ¡VIAJAR! Poder conocer lugares que están a miles de kilómetros, descubrir lugares desconocidos o ver desde otra perspectiva ciudades que ya he visitado es un elemento de las novelas que me encanta.

Así que cuando supe que la trilogía estaba ambientada en Donosti, una de mis ciudades favoritas, ¿quién se podría resistir?

¿De qué va el libro?

El primer mes de 2012, año del Dragón en el calendario chino, arranca con tranquilidad en la ciudad de San Sebastián tras el esperado anuncio de desarme de ETA. Sin embargo, el brutal asesinato de un estudiante de instituto en la Facultad de Ciencias Químicas sacude con fuerza a la capital guipuzcoana. Se hacen cargo del caso el inspector de Homicidios de la Ertzaintza, Max Medina y su nueva compañera Erika López, una agente recién graduada. El inspector y su novata compañera buscarán a un cruel asesino cuyas víctimas están relacionados con la Facultad de Ciencias Químicas. Un laberinto de lleno de secretos, organizaciones ocultas y otros asesinatos que recorrerán los protagonistas en su búsqueda de su particular dragón.

Los personajes

Uno de los protagonistas es el inspector de homicidios Max Medina.  Antiguo policía nacional en Madrid, se traslada a San Sebastián, donde vive solo. Su tiempo de ocio lo dedica a tomar manhattans en un pub y, si se tercia, encontrar alguna compañera de cama para esa noche.  El autor nos da algún dato más sobre su pequeña familia y sus curiosos gustos automovilísticos pero me ha faltado saber algo más sobre el personaje, por ejemplo alguna referencia más hacia su pasado.

Otra de las protagonistas es la agente Erika López. Creo que me he formado una imagen mucho más completa de ella tanto de su vida personal, familiar como sus inquietudes como profesional.  Me gustaría destacar otros personajes secundarios dentro del equipo de la Ertzaintza que son muy acertados. En primer lugar, el agente de la científica Joshua O´Neill me ha resultado muy divertido tanto por su temperamento como por sus citas históricas a lo largo del caso. Y los segundos, el médico forense Kepa Galarza y su ayudante y hermano gemelo, Arkaitz, forman un dúo muy variopinto en la novela.

La trama

El ritmo de la novela es bastante rápido por la consecución de las múltiples víctimas. El autor aúna diferentes elementos que, aparentemente, no sabes muy bien su relación y con los que juega para despistar al lector. Las subtramas están muy bien narradas y ayudan a enriquecer a la trama principal.

La narración de la investigación está bien descrita y, dada la complejidad de los elementos implicados, abarca muchas vías de búsqueda.

Sin embargo, no me ha quedado clara la relación entre la importancia que da al calendario y a la cultura china con el caso que se describe. Puedo intuir cierta presencia pero creo que no he llegado a entenderla del todo. Y dado que el título de la novela y de la propia trilogía, creo que el autor debería haberle dado más espacio dentro de la historia.

La ambientación

La novela está ambientada en enero de 2012 en un momento tan importante, sobre todo para el País Vasco, como fue el anuncio del desarme de ETA. Considero que el autor ha reflejado muchos de los pensamientos y sentimientos de esos meses a través de sus personajes.

Al principio de la novela, aparece un glosario con las palabras en euskera que salen a lo largo del libro. Aunque en este caso conocía todas las palabras, me parece una idea estupenda que muchas veces he echado en falta en otros libros con idiomas, expresiones, etc. que desconocía. También es muy útil el mapa que nos propone el autor de San Sebastián puesto que es sencillo y señala las localizaciones importantes de la trama del libro. Utilizar este tipo de recursos hace que el lector se sumerja más en la propia cultura del lugar de la novela.

El final

La identidad del asesino no me ha resultado inesperada pero el autor tiene una sorpresa guardada para el lector. Quedan muchas incógnitas todavía sin resolver que espero que se aclaren en la próxima entrega El vuelo de la serpiente.

Puntuación general: 6,375/10
Trama: 6,5/10
Personajes: 6/10
Ambientación: 7/10
Desenlace: 6/10
Puntos fuertes: unos personajes secundarios muy bien descritos, la ambientación de la ciudad.
Puntos débiles: me ha faltado más detalles y datos sobre el protagonista.
Recomendado a: lectores que les haya gustado la trilogía de la ciudad blanca (Eva Gª Sáenz de Urturi), la serie del inspector Vázquez (Susana Rodríguez Lezaun), la serie de Leire Altuna (Ibon Martín), etc.

Puedes encontrar el libro aquí: El signo del dragón

Patricia Asiain

Deja un comentario