0

La última noche en Tremore Beach

Una novela con una intriga psicológica inquietante

La última noche en Tremore Beach es una novela escrita por Mikel Santiago. 

Este libro que cayó en mis manos por casualidad. Leí las críticas de la contraportada y pensé: “¿tan bueno será?”. Después de leerlo, puedo decir que merece la pena. Tampoco me sorprende que Alejandro Amenábar haya comprado los derechos para adaptarlo al cine o a la pequeña pantalla, como he descubierto preparando este post.

En esta novela, te encuentras con una historia cargada de una intriga psicológica inquietante. Para situarnos, vayamos al principio. Después de su divorcio, Peter Harper, un compositor en horas bajas, se marcha a la costa de Irlanda en busca de tranquilidad e inspiración. En una noche tormentosa, el músico tiene un accidente. A partir de entonces,  sufrirá unas visiones terroríficas cuyos protagonistas son las personas más allegadas a él. ¿Se estará volviendo loco? ¿Serán un efecto secundario del rayo? ¿O realmente son premoniciones sobre su futuro?

Narrada en primera persona, el autor relata de manera brillante esa lucha interior del protagonista por comprender qué le está ocurriendo, por encontrar algún sentido a esos episodios. Es extraordinario como Santiago consigue que el lector se adentre en la mente del personaje central. Un protagonista que evoluciona, tanto a nivel psicológico como emocional, en su búsqueda por encontrar respuestas a todos esos interrogantes. Gracias a su inconformismo y tenacidad, irá encontrando la verdad en sus averiguaciones.

Uno de los puntos fuertes de La última noche en Tremore Beach  es la narración de las visiones. El autor crea un ambiente de tensión, que va creciendo exponencialmente, gracias a la forma tan minuciosa y realista de describir esas alucinaciones. En los primeros episodios que sufre el protagonista, lo más extraordinario de todo es que no entiendes que es una alucinación hasta que ya ha pasado. Realmente te crees, como el señor Harper, que esté pasando de verdad. 

 La trama está bien construida y no es complicada de seguir. Uno de las cosas que más me ha gustado es que todos los personajes secundarios como las relaciones personales que se van creando  entre ellos tienen relevancia en la historia. Una novela que combina capítulos en los cuales te yergues de la tensión con otros que son muy agradables y amenos de leer. El escenario donde ocurre la trama también es importante y está bastante bien descrito. Sin embargo, creo que podría haberle dado más profundidad. En cuanto al final, solo puedo decir que es el broche de oro a una historia bien contada. Si durante la historia había suspense, aquí se eleva al cuadrado. Solo puedo decir que las últimas páginas las leerás del tirón. Un desenlace que puede parecer previsible pero que no lo es en absoluto. Algo que aprecio en una novela es que los interrogantes fundamentales sean respondidos y este libro lo cumple.

A pesar de que pueda parecer una novela de hechos paranormales y te lleve a pensar que no es de tu estilo, dale una oportunidad. Al igual que un recorte de una noticia o una foto antigua pueden ser el motivo para que un personaje indague en su pasado. Aquí, el desencadenante son esas pistas extrañas en forma de visiones. Realmente es una novela que merece ser leída.

Mikel Santiago autoeditó sus primeras cuatro novelas: Historia de un crimen perfecto (2010), La isla de los cien ojos (2010), El perro negro (2012) y Noche de Almas y otros relatos de terror (2013). La última novela publicada es El mal camino ( Ediciones B, 2015).

Puntuación general: 6.9/10
Trama: 7/ 10
Personajes: 7/ 10
Ambientación: 6/10
Desenlace: 7,5/10
Puntos fuertes: una trama psicológica con grandes dosis de suspense. La narración de las visiones es magnífica.
Puntos débiles: personalmente le habría dado más relevancia al escenario.
Recomendado a: a los lectores que les guste el suspense y el thriller psicológico.

Puedes comprar el libro aquí:La última noche en Tremore Beach

Patricia Asiain

Deja un comentario